Bajo los tentáculos de la In-justicia

Cuando la Justicia no se expresa como tal, resulta imposible construir un país justo que pueda escaparle a sus tentáculos asfixiantes, la realidad comienza a ser digitada desde la oscuridad por actores que nunca dan la cara pero que deciden por el conjunto de la Nación en favor de los sus intereses, que son los que privilegian, en cada decisión. Argentina, está expuesta a una delicada situación de indefensión ante las garras corruptas de algunos miembros del Poder Judicial.

Así es que desde el suicidio de Carlos Nisman, muchos han tenido que salir de aquél anonimato, para cobrar un inusitado protagonismo en la escena política nacional, desde José Campagnoli hasta Claudio Bonadío pasando por Guillermo Marijuan y Germán Moldes. La Justicia tiene de qué avergonzarse también cuando se mira al espejo, son parte de un poder que se resiste al cambio, que vive a espaldas del mundo, sin necesidad de jubilarse, sin tributar impuestos que, sin embargo, condicionan a todo el país a cumplir normas que ellos violan, literalmente.

Ellos, son el brazo que justifica o absuelve las aberraciones del poder económico, responden a los amos del país, en detrimento de la gente y han decidido avanzar contra todo Kirchnerismo que sobreviva, exterminarlo, porque la concepción de una Justicia Legítima los atemoriza, los espanta, para decirlo con exactitud. El accionar conjunto y mafioso de ellos revela ciertas estrategias de confrontación y desgaste del oponente, con el acompañamiento del componente mediático que es la sustancia que les da la enjundia y la perversidad.

No temen, son avasallantes, así lo demostró el audio que se filtró del fiscal Guillermo Marijuan donde relataba a su patrón, el plan bélico contra Cristina, como un faldero aguardando su recompensa al señalar las acciones temerarias contra la libertad de la expresidenta, como parte de un complot que se monta con impunidad y en nombre de esa Justicia a la que debemos estar sujetos. Ellos, deben neutralizar el regreso de Cristina, no importa cómo, en definitiva la gente creerá en sus veredictos atados a la gran maquinaria de difusión que carcome la verdad con el ácido de sus operaciones.

Van contra todo opositor al régimen, nada los detiene ni siquiera la figura del Papa Francisco y si no han acometido judicialmente es porque temen las represalias pero al menos los esquilmaron mediáticamente para que pruebe su poder fuego, sus escrúpulos en decadencia; “es el Papa pero no es Dios”, sostuvo Gustavo Leuco, para desgastarlo, el mismo que tiempo atrás le había escrito una carta repugnante y empalagosa para que no recibiera a Cristina. Y así comienzan, con sus operaciones, tienen ejercicio constante para desprestigiar, saturan las pantallas con ese sistema de golpear a la vez y en cadena con los distintos interlocutores, a través del uso del poder hegemónico de ese periodismo basura, servil y funcional, que se prosterna ante el poder fáctico.

Raúl Zaffaroni, Alejandra Gils Carbó, Martina Forns, Carlos Rozanski, entre otros, han sufrido los ataques de esa corporación mafiosa, apéndice de un liberalismo económico que arrasa con todas las estructuras que puedan alentar a soñar un mundo más equitativo, donde las asimetrías se encojan en favor de una igualdad de derechos y oportunidades. Vienen a disciplinar, no les queda tiempo, sus estadías en los gobiernos suelen ser breves pero estratégicamente se encargan de dinamitar los andamiajes que sostienen el desarrollo conjunto de los habitantes del país, así fue en el 2001.

Es una lucha titánica, el poder no sabe retroceder, no está entre sus conceptos ceder territorio ante sus oponentes, poseen todos los recursos a su favor: la corporación judicial, con un ejército de esbirros; el poder legislativos, con especímenes en retroceso -los del FpV que se cruzan en medio del río, los del FR que portan el mismo virus que Cambiemos pero aletargado-; y el más temerario: el poder mediático, acá la enumeración sería infinita ya que el sicariato iniciado por Jorge Lanata ha tenido una fuerte repercusión y muchos ya empezaron su propio camino.

 

Raúl Ernesto Valobra

 

(Visited 4 times, 4 visits today)

Comments

comments

A %d blogueros les gusta esto: