Balas de goma por las botas de goma

Balas de goma por las botas de goma

Por Lic. Raúl E. Valobra

Cuando aún transcurría la campaña del 2015 parte de la provincia de Buenos Aires tuvo que enfrentar una terrible inundación que tuvo su pico en la zona de Pilar, allí se dieron los picos más altos de la crecida y estaban los inundados más afectados. Se jugaban muchas cosas en ese momento y María Eugenia Vidal lo sabía, por ello se calzó las botas de gomas y con cara de dolor emprendió una recorrida por las zonas anegadas, cada momento fue captado por los medios afines –jugando a favor de sus intereses como el grupo Clarín por abolir la Ley de Medios-, inmediatamente comenzó la construcción de una imagen mediática de quién a la postre resultaría electa gobernadora.

El entonces gobernador, Daniel Scioli, se encontraba en Italia realizando el acondicionamiento anual de su brazo ortopédico, suceso que fue aprovechado políticamente por aquellos medios en cuestión que hicieron ver esto como el abandono del barco en su peor momento, un gesto de despreocupación de la máxima autoridad provincial. Como contrapartida se generaba la imagen de la heroína del pueblo que se oponía a la adversidad y estaba junto a las necesidades de la gente, esto no fue casual, se explotó ese costado, se montó una ficción sobre María Eugenia Vidal, con relativo éxito; el golpe de gracia lo dieron Carrió y Lanata con su operación contra Aníbal Fernández.

Pero no hay mentira que pueda sostenerse demasiado tiempo, incluso las que cuentan con el silencio del conglomerado mediático, porque en definitiva la gente no soluciona sus problemas mirando la TV, se la puede engañar, entretener, desviar su atención pero eso no resuelve los problemas de fondo. Hoy, parte de la ciudad de Pergamino está bajo el agua, desde hace unos días ya, sin embargo aquellas botas ya no cruzan los charcos, y a quienes reclaman le dieron palos y balas de goma; ni un solo funcionario se acercó hasta ellos, que pensando en lo sucedido un año atrás imaginaban que iría, que María Eugenia iría.

En aquel trágico momento del 2015 quienes primero estuvieron en el lugar de los sucesos fueron los militantes de “la Campora”, sí, esos jóvenes estigmatizados por la oposición y algunos medios fueron quienes encabezaron la ayuda humanitaria, como lo hicieron siempre durante los últimos años cuando una catástrofe natural sacudió al país ¿los jóvenes de Cambiemos dónde están? ¿y los de Massa? Hace un par de semanas Sergio Massa fundó la línea de la juventud del FR, qué mejor que verlos en acción, estando junto a las necesidades de la gente. Los chicos Pro y del FR pueden estar tranquilos porque nunca serán denostados pero tampoco serán protagonistas de la historia, solo apéndices circunstanciales, y eso los conforma.

Dicen que María Eugenia posee la mejor imagen de los políticos de primera línea, oficialismo y oposición, y maneja eso como si estuviese más preocupada por las encuestas que por las problemáticas acuciantes de los bonaerenses, mucho menos por la complejidad de las soluciones. Cuando estuvo en Pilar hace poco más de un año, dijo que lo que hacía falta eran “obras e inversiones”, ya hace 12 meses que está en el poder y solo inauguró hasta el momento obras proyectadas y financiadas por Scioli y Cristina, mientras tanto ella gasta su tiempo en los estudios donde graba personalmente sus spot publicitarios y al parecer esta tarea la apasiona más que gobernar, sobre todo si se tiene en cuenta que en los spot no hay ida y vuelta ni contacto con la gente y se puede inventar un mundo de fantasías, sin mayores inconvenientes –como el relato de las botas en Pilar-.

A la gobernadora acaban de aprobarle el endeudamiento en ambas cámaras, habrá que ver cuánto de esa plata se destina a obras hídricas que ayuden a controlar estos desastres naturales ya que lo prometió oportunamente, cuando estaba en campaña y recorría hasta los hospitales para visitar enfermos desatendidos y vender esa carita de chica buena. Cuando las aguas bajen Pergamino recuperará de a poco su potencia productiva y el desarrollo pleno de su economía, lo que ya no volverá a ser lo mismo es el nivel de ingenuidad y confianza de los bonaerenses que en plenas inundaciones en vez de botas de goma vieron llegar balas de goma.

Lic. Raúl E. Valobra

 

Comments

comments

error: NotiCañuelas Protegido por Copyright
A %d blogueros les gusta esto: