Cañuelas, precaución ante picadura de alacranes o escorpiones.

Cañuelas, precaución ante picadura de alacranes o escorpiones.

La Subsecretaria de Salud del Gobierno municipal recomienda a la población que controle y evite la presencia de alacranes en sus domicilios y que en caso de sufrir una picadura se debe aplicar rápidamente hielo en la zona y recurrir a la consulta médica con urgencia al Hospital Ángel Marzetti o a las Unidades Sanitarias, a fin de que se evalúe la gravedad del envenenamiento y, si fuera necesario, se aplique el antídoto correspondiente.

La picadura de la especie Tityus trivittatus (la más venenosa de las presentes en el país, que se diferencia de las demás por ser de color marrón claro) puede ser peligrosa sobre todo en ancianos o niños y en personas con problemas de salud (por ejemplo, hipertensos, cardiópatas o diabéticos) en los que la atención médica debe realizarse con mayor urgencia que en un adulto sin afecciones.

En Argentina, si bien existen numerosas especies de escorpiones, hasta la fecha solamente se ha asociado a accidentes graves y muertes en el humano a la especie Tityus trivittatus (Familia Buthiidae). El control de dicha especie debe realizarse por medio de la fumigación de los edificios y el control del ingreso de los escorpiones a los domicilios. Además de las cámaras subterráneas, cañerías, sótanos y oquedades de las paredes en los que pueden encontrarse, deben controlarse las entradas y salidas de cañerías de las casas, así como las aberturas y hendiduras por donde podrían ingresar a la casa o moverse entre los compartimentos. Para eso se deberá proceder al sellado de grietas, la colocación de rejillas adecuadas en los desagües y de tapas adecuadas en las salidas y entradas de cañerías.

Los síntomas que pueden presentarse al ser picados son dolor y sensación de quemadura, enrojecimiento, sensación de adormecimiento o anestesia alrededor de la picadura, contracciones musculares fibrilares, salivación, vómitos, diarrea, excitación y temblor generalizado acompañado de llanto o gemidos constantes (más común en niños), piel pálida y sudor, fiebre y luego hipotermia, lagrimeo, visión borrosa y movimientos oculares rápidos, taquicardia

Consideraciones importantes:

Sellar las puertas de entrada con un zócalo de goma abajo. En los resumideros, se debe colocar una tela mosquitera de plástico, para que no se oxide y dure más tiempo.

Evitar dejar objetos en el piso. Los alacranes son de hábito nocturno, apenas hay un poco de luz se refugian en lo primero que encuentran en el piso: zapatos, ropas, trapos de piso, etcétera.

Revisar zapatos o zapatillas antes de ponérselos. Sacudir trapos, ropa y sábanas antes de usarlos.

No caminar descalzo de noche.

De día, no remover macetas, escombros, maderas, leña, etc. En caso de hacerlo, usar guantes para evitar la picadura directa sobre la piel.

Evitar que adentro de la casa haya cucarachas y grillos, el principal alimento de los alacranes.

Si se produjo la picadura, aplicar hielo rápidamente e ir urgentemente al hospital. El veneno empieza a generar efectos a los pocos minutos. Si uno detecta el alacrán, es mejor recolectarlo, aunque sea muerto, para que los médicos lo identifiquen.

Subsecretaría de Comunicación Ciudadana

Municipalidad de Cañuelas

 

Comments

comments

A %d blogueros les gusta esto: