Crónica de un suicidio

Crónica de un suicidio

Por el Licenciado Raúl Valobra

Primero fue la puerta abierta, que no estaba abierta, el disparo de atrás que no fue de atrás, la mujer prendida fuego en la afueras del complejo, que nunca tuvo vínculo con el suicido del fiscal del atentado a la AMIA; Alberto Nisman, es un  oscuro y complejo personaje que la historia irá clarificando, en la medida que se caigan las conspiraciones y operaciones políticas que ponen en juego sus intereses por encima de la verdad.

Todo fue parte de aquél “Magnicidio” que nunca pasó del estatuto de “Suicidio” más allá de todo el trabajo denodado de algunos políticos, del poder económico, los servicios de inteligencia y el grupo Clarín para instalar en la sociedad la sospecha macabra de que el fiscal fue asesinado porque al otro día iba a denunciar a la entonces presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. Lo demás sería parte de ese oscuro entramado que se teje con poder, dinero y cinismo, variables que le costaron la vida a Nisman.

La conmoción y el estupor avanzaba infinitamente sobre la opinión pública, “Nisman fue asesinado”, era el mensaje que había que repetir, al menos hasta que todas las pruebas puedan refutarlo; allí se inventará otra estrategia pero hay que explotar el suicidio del fiscal, hacerlo figurar como un mártir casi un héroe caído en combate. La población no se detendrá en los detalles de las eternas fiestas orgiásticas a las que era adepto, sus secretarias “All Include” con quienes compartía una extensa agenda vacacional durante el año aunque figurara trabajando en su foja de servicio.

Luego hubo que ocultar sus cuentas en el exterior; el dinero en negro, los inversores oscuros, las conexiones con el Mossad y la CIA; pero ese no es problema porque la mentira va a correr con ventaja porque juega en los grandes medios y viene a saciar esa sed de venganza de aquellos que durante 12 años vivieron bajo la tiranía K y en ellos no hay búsqueda de verdad, solo se buscan motivos para derramar el veneno que los recorre, canalizarlos electoralmente.

Allí, saldrán todos a la cancha, hay que jugar, es la cuña por donde poder entrarle al Kirchnerismo, definitivamente, para poner a uno de los de ellos en la Rosada; los periodistas, sicarios de la verdad, encabezan la fila, ellos ya están entrenados, adiestrados, adoctrinados, sobornados, son capaces de vender a su madre por la plata que les da la corpo. Luego, vienen los partícipes necesarios de esta farsa, los políticos, con el asco que generan, serviles, funcionales de los intereses más turbios, que son los que hoy gobiernan.

Y luego, los miembros corruptos de la justicia, esos que tomaron por asalto el Poder Judicial y hoy definen los lineamientos judiciales, acometen contra todo lo que se cruza a sus intenciones, poniendo sus veredictos al servicio del poder económico. La peligrosidad de cada maniobra que emprenden es temeraria, no conocen límites ni manejan escrúpulos, ejecutan lo que le bajan, arman causas, complotan contra quienes deban ser frenados, corridos de escenas o generan bombas de humo que distraen la atención cuando la noticia relevante transcurre por otros andariveles.

Arroyo Salgado, sostuvo sin ponerse colorada, que a Nisman lo mataron desde atrás y a 15 cm, Jueza de San Isidro, faltando flagrantemente a la verdad para sostener su coartada, le exigen que represente ese papel de dolor ante la pérdida de su ex marido, a quien aborrecía; pero no puede decir negarse porque debe favores, sabe que detrás de esto, si se descubre el entramado de intereses, caen todos, ella también. Por ello, hasta se viste de negro, como si llevara un luto por aquel fiestero empedernido que gastaba su tiempo y nuestro dinero en cuantas mujeres podía conquistar, aunque ellos hoy se empecinen en hacernos creer que se trata de Héroe y algunos hasta habían corrido los bustos de San Martín para subir los de Nisman.

Por el Licenciado Raúl Valobra

 

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comments

comments

error: NotiCañuelas Protegido por Copyright
A %d blogueros les gusta esto: