El Gobierno Nacional, declara la emergencia agropecuaria en zonas afectadas por incendios e inundaciones

El Gobierno declaró el estado de emergencia agropecuaria en las provincias de Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, La Pampa y Río Negro debido a los perjuicios que sufrieron como consecuencia de los incendios forestales y distintas inclemencias climáticas.

El Ministerio de Agroindustria dictaminó la medida a través de seis resoluciones publicadas en el Boletín Oficial.

El Ministro de Agroindustria convocó a la Comisión de Emergencias y Desastres Agropecuarios

La iniciativa fue adoptada luego de la resolución de la Comisión Nacional de Emergencia y Desastre Agropecuario (CNEyDA), que decidió avalar a las declaraciones de emergencias realizadas por las provincias.

En la provincia de Santa Fe la declaratoria se extiende desde el 1 de enero hasta el 30 de junio, para todas las actividades agropecuarias afectadas por los excesos de precipitaciones, anegamientos temporarios y desbordes de arroyos y cursos de agua en todo el territorio provincial, con excepción del departamento 9 de Julio.

En Córdoba se prorroga la declaratoria hasta el 31 de marzo de 2017 para las explotaciones agrícolas, ganaderas, tamberas y apícolas, perjudicadas por inundaciones en las cuencas hidrográficas de Río Carnero y Salsipuedes; Río Jesús María y Río Pinto; Río Totoral y Arroyo Macha; Corral de Bustos y Arroyo del Pescadero; Río de los Tártagos y Río Seco y Sistema Río Dulce.

También comprende a las actividades que se desarrollan en las cuencas de Río Carcarañá, Sistema Vicuña Mackenna, Arroyo Santa Catalina, Sistema de Canals, Río Quinto, Sistema de General Roca, Sistema Morteros, Río Segundo y Sistema San Francisco.

En la provincia de Río Negro la medida tendrá una vigencia de seis meses (del 28 de diciembre de 2016 al 27 de junio de 2017) y abarca los departamentos Pichi Mahuida, Avellaneda, General Conesa y Adolfo Alsina afectados por los incendios forestales.

En lo que respecta a La Pampa la emergencia rige desde el 6 de enero al 30 de junio de 2017, en los departamentos Guatraché, Hucal, Caleu-Caleu, Loventué, Utracán, Lihuel-Calel, Chalileo, Limay-Mahuida y Curacó.

El Gobierno resolvió también que el estado de emergencia abarque los partidos bonaerenses de Villarino y Patagones, y algunas circunscripciones de Balcarce, Puan, Bahía Blanca, Coronel Rosales, Coronel Dorrego, Tandil, Tornquist y Saavedra.

En Buenos Aires se determinó que el 10 de julio de 2017 es la fecha de fiscalización del ciclo productivo para las explotaciones afectadas y que los productores- para poder acogerse a los beneficios de la ley 26.509- deberán presentar el certificado extendido por la autoridad competente de la provincia, en el que conste que sus predios se encuentran perjudicados por la contingencia.

 

Related Posts

(Visited 4 times, 4 visits today)

Comments

comments

Compartir
A %d blogueros les gusta esto: