Pin It
INTA AMBA la huerta, un aula a cielo abierto.
INTA AMBA la huerta, un aula a cielo abierto.

INTA AMBA la huerta, un aula a cielo abierto.

En el marco de las actividades del Programa Prohuerta (INTA/MDSN), el INTA AMBA lanzó un curso para docentes de ese distrito de Quilmes. Capacitación realizada con el aval de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, y la participación del municipio.

Manos que acarician. Dialogar con la tierra, alentarla, y ayudarla para que se más fecunda, abonarla con el mismo amor con el que nuestras manos rozan la piel del bebé recién nacido: en esa semilla apenas sembrada está el nacimiento de nuestros alimentos y con ellos seremos libre más nosotros, comunidad que se une para ser más fuerte, pueblo vigoroso que encenderá llamitas para iluminar su cultura, su pasado, su presente y su futuro. Con este espíritu se dio comienzo, recientemente, al curso “Huerta escolar: propuesta pedagógica a cielo abierto” en el partido de Quilmes, realizado por el INTA a través del Programa Prohuerta del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

René Castro, técnico del programa Prohuerta del INTA Avellaneda, explicó que el mismo está especialmente orientado a las docentes del distrito ya que “es una capacitación que fue aprobada por el Ministerio de Educación y por este motivo les otorga un puntaje de 0.60 puntos a su currículum”.

Esta iniciativa se realiza conjuntamente con la Subsecretaría de Inclusión y Emergencia Social a través de la Dirección de Seguridad Alimentaria y Nutrición, la misma se lleva adelante en el Centro Tradicionalista Fortín de Quilmes.

“Esta capacitación tiene como  objetivo  mejorar la seguridad alimentaria de los niños, niñas y adolescentes, incrementando la disponibilidad, accesibilidad y variedad de alimentos mediante su autoproducción, manteniendo un enfoque agroecológico”, agregó Castro.

Propuesta pedagógica

El curso Huerta Escolar, orientado a la implementación del proyecto en instituciones escolares, es una  propuesta pedagógica a cielo abierto que  tiene como meta general adquirir saberes y habilidades relacionados a la huerta agroecológica que permitan resignificar, fortalecer y actualizar la propuesta pedagógica en las distintas áreas temáticas en todos los niveles educativos, destacan los organizadores.

Esta formación propone que la huerta sea un eje transversal de la currícula escolar y que, además, sirva como herramienta para valorizar el trabajo grupal, la solidaridad y el respeto entre los alumnos.

“El desafío es que las docentes no sólo tengan los conocimientos para enseñar diferentes contenidos a través de la huerta sino que puedan, en sus ámbitos de trabajo, actuar como agentes facilitadores y multiplicadores para la autoproducción de alimentos y educación alimentaria en la comunidad escolar”, finaliza el técnico.

Y todo como parte de una siembra que fue cuidada y fertilizada, y que terminó en cosecha. Semilla que abrazó a la tierra y que acaricia el alma. Generosas provisiones que también son magnífica lluvia, ternura de sol, música del viento imitando violines, abrazos de la naturaleza invitada a cada huerta. Poderosa lumbre que guía nuestro horizonte. Calidez de un puente hacia una vida mejor.

 

Comments

comments

error: Protegido por Copyright