Pin It
Junín: el peligro de jugar a la escondida
Junín: el peligro de jugar a la escondida

Junín: el peligro de jugar a la escondida

El sábado a la noche jugar a las escondidas en el barrio La Rufinita de Junín se volvió peligroso. Un grupo de chicos corría en un terreno que está por lotearse cuando ingresó violentamente al lugar la policía con 4 camionetas. Entre los chicos, que tienen entre 12 y 14 años, estaba el hijo de Pablo Micheli, secretario general de la CTA Autónoma. “Esto fue a la vuelta de mi casa, los pibes estaban comiendo un asado y después se fueron a jugar a las escondidas; son chicos, el más grande es un nene de 14 años. Hay un descampado y los pibes entran a jugar ahí porque hay árboles, el lugar tiene calle, no hay alambrado, están por lotearlo. Y entró la policía con 4 camionetas, se recontra asustaron, salieron todos desesperados corriendo para la casa donde estaban”, relató Micheli.

Los niños intentaron refugiarse entrando a la casa donde estaban cenando sus padres pero los agentes los acorralaron con los patrulleros. “Agarraron a los chicos del brazo casi adentro de la casa y los pusieron contra la pared con los abrazos apoyados y las piernas abiertas; les hicieron un cacheo con el arma reglamentaria, supuestamente porque había una denuncia de que se estaban corriendo picadas”, detalló el sindicalista. De la persecución habrían participado 16 efectivos de la policía bonaerense, pertenecientes al CPC.

Los adultos salieron de la casa para ver qué era lo que ocurría pero eso no impidió que los agentes continuaran con los abusos: “salió la madre de uno de los chicos, se sumaron otras y fue un escándalo; estos tipos las trataban de ‘nena’ o de ‘linda’, babosos además de violentos, se manejaban de manera provocativa todo el tiempo amenazantes: ‘hagan lo que tienen que hacer que nosotros también sabemos qué hacer’”, asegura Micheli que dijeron los policías.

Esta tarde se realizó la denuncia ante la fiscalía general de Junín donde calificaron los hechos como “gravísimos” y se comprometieron a hablar con el comisario a cargo. “Yo ahora vi la causa y ahí mismo dice que esto de las picadas no había ocurrido; o sea, al llegar, la policía vio que la denuncia era falsa, entonces porqué los cachearon, porqué los pusieron contra la pared, porqué sacaron las armas y lo apuntaron, a un pibe lo patearon en el suelo, otro se hizo pis, lo que hicieron estos tipos fue una cosa terrible”, consideró Micheli que recibió la solidaridad de varios concejales y solicitó una entrevista con el secretario de Derechos Humanos de la Provincia. La Comisión por la Memoria se comunicó con él y le ofreció, además de solidaridad, acompañamiento en lo que considere necesario.

“Se la están tomando con los pibes; este es un barrio humilde, la mía es una linda casa porque nosotros trabajamos con mi esposa y nos hicimos la casa donde vivía mi viejo. Acá todo el mundo tiene su terreno pero hay casas muy precarias y la policía se la agarra con los chicos pobres”, aseguró Micheli.

Hace un mes, en el aniversario de la noche de los lápices, un grupo de jóvenes también lidiaron con una irrupción violenta de la policía cuando pintaban un mural conmemorativo. La Comisión Provincial por la Memoria ya intervino en la zona cuando denunció penalmente a un grupo de policías de la localidad vecina de Rojas que habían golpeado y atacado con gas pimienta a varios jóvenes.

 

 Fuente: ANDAR en Junín

 

Comments

comments

error: Protegido por Copyright