La CPM participó del seminario en Francia.

La CPM participó del seminario en Francia sobre archivos secretos de las dictaduras en el cono sur

La Comisión por la memoria (CPM) participó del encuentro internacional sobre archivos de las dictaduras sudamericanas realizado en París, donde se discutió sobre la necesidad de profundizar la desclasificación de los archivos diplomáticos franceses sobre las dictaduras del cono sur. En ese contexto, la CPM expuso la única experiencia de desclasficación completa de un archivo: el de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) cuyo acervo documental gestiona desde el año 2001.

Abrir los archivos secretos de la burocracia del mal es un paso imprescindible para la democratización de nuestra sociedad. Con esta convicción la CPM inició en el año 2001 el proceso de desclasificación del archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la provincia de Buenos Aires (DIPPBA). En el 2003 se abrió al público y desde entonces recibe consultas particulares de familiares de víctimas y sobrevivientes, de investigadores, y además realiza aporte documental a los juicios por delitos de lesa humanidad que se realizan en todo el país. Casi 15 años después, este es el único archivo de la represión desclasificado completamente en Argentina. Una copia de resguardo de este archivo se encuentra en la Biblioteca de Documentación Internacional Contemporánea de (DBIC) Francia.

Esta experiencia de trabajo de la CPM fue valorada por académicos y funcionarios del gobierno de Francia y otros países del cono sur, en el marco del encuentro internacional realizado por la Dirección de Archivos del Ministerio de relaciones Exteriores de Francia bajo el título: Archivos de las dictaduras sudamericanas. Los espacios y lugares de revelación del conflicto entre el derecho al olvido y el derecho a la verdad. Debate académico y discusión política fueron las claves de un encuentro que giró en torno a la posibilidad profundizar el proceso de desclasificación de otros archivos valiosos para conocer y comprender lo sucedido en años de dictadura.

En este sentido, la directora general de la CPM, Sandra Raggio, expresó que “sería muy importante que Francia siga avanzando en el proceso de desclasificación derogando el secreto de documentos que den cuenta de la represión en nuestro país. En esos archivos tiene que haber documentación muy valiosa sobre el Centro Piloto en Paris, el asesinato de Homlberg, las monjas francesas, el seguimiento al exilio argentino y también de la llamada escuela francesa”.

El terrorismo de estado no puede entenderse sin la concepción de la guerra contrainsurrecional que Francia aplicó en las colonias. Indochina y Argelia constituyen dos hitos históricos clave para el desarrollo y la aplicación de tácticas como la tortura, la acción psicológica y la inteligencia extendida a toda la población, que luego formaron parte de la Escuela Superior de Guerra Francesa donde se formaron los militares que llevaron adelante la represión en los países del cono sur en los años 60 y 70. Por esta razón, la posibilidad de profundizar el proceso de desclasificación de los archivos franceses es importante no sólo para Argentina sino para el resto de los países como Chile, Brasil, Uruguay, Paraguay.

En este marco, y considerando el carácter sensible que estos archivos poseen, la experiencia de la CPM constituye un importante aporte fundamental sobre muchos de los puntos que resultan clave para garantizar un proceso realmente democrático y efectivo: cuestiones vinculadas a la preservación y la digitalización, pero también a la accesibilidad, la consulta y la disponibilidad.

Durante la exposición de la experiencia de gestión del archivo de la DIPPBA realizada por la CPM, Sandra Raggio expresó que “la desclasificación y apertura al público de un archivo de la represión, en este caso de inteligencia, es un acto de enorme sentido ético y político que no sólo sirve para reconstruir lo que pasó sino también para transformar el presente.” En este sentido, enfatizó: “la Comisión por la Memoria tiene un extenso trabajo en la activación de los procesos de la memoria social sobre lo ocurrido en el pasado pero así también despliega un fuerte trabajo de denuncia de las violaciones a los derechos humanos que ocurren en la actualidad. La tortura perpetrada por las agencias de seguridad, policiales y penitenciarias, es una de sus principales preocupaciones. En tal sentido, el archivo de la DIPPBA, que da cuenta de más de 50 años de la historia de la institución es una enorme cantera que nos permite entender la permanencia de prácticas violatorias a los derechos humanos que sin duda hoy flagelan a nuestra democracia.”

 

(Visited 3 times, 3 visits today)

Comments

comments

A %d blogueros les gusta esto: