Pin It
PCR “GANAR LAS CALLES”
PCR “GANAR LAS CALLES”

PCR “GANAR LAS CALLES”

El jueves 23/6 en Rosario, en un colmado salón con más de 400 compañeros, el camarada Otto Vargas brindó una charla sobre la situación política internacional y nacional, abriendo la colecta financiera del PCR.

La charla debate, convocada bajo el título “Ante el cambio de gobierno ¿hacia dónde va la Argentina? Crecen las luchas obreras y populares”, contó con una numerosa y atenta concurrencia.

Otto Vargas desarrolló los aspectos fundamentales de la situación política internacional y nacional, destacando las propuestas del Partido. En la mesa que presidía el salón, el secretario del PCR estaba acompañado por el secretario del PCR provincial, Lucho Molinas, un compañero de la JCR de Santa Fe, y la diputada provincial Mercedes Memé Meier.

Entre los amigos y compañeros de Rosario y de muchas localidades de la provincia (Chabás, Santa Fe, Casilda, Roldán, Villa Constitución, San Lorenzo, Villa Gobernador Gálvez), se hicieron presentes Carlos del Frade, diputado provincial por el Frente Social y Popular, Leticia Quagliaro de la UP, trayendo la adhesión de Víctor de Gennaro, Fernando Rey por Patria Grande, Cacho Parlante por el MST, Gustavo Teres, recientemente reelecto secretario de Amsafe Rosario, y secretario de la CTA Rosario; y Juan Milito del Centro de Almaceneros y dirección de la Multisectorial contra los tarifazos de Rosario.

“Una colecta de masas”

El compañero Javier de la JCR agradeció la presencia de Otto, y destacó el aporte que significaba esta charla para los jóvenes, para seguir en el camino de encabezar las luchas y fortalecer nuestra organización juvenil, peleando “una colecta de masas”.

Luis Molinas, secretario del PCR de la provincia de Santa Fe, destacó que esta charla se hacía “en medio de grandes cambios en la situación política del país, porque se está profundizando a pasos agigantados la concentración de la producción, de la tierra, de las riquezas, y una creciente extranjerización y dependencia del país”. Molinas subrayó también “la asquerosa corrupción kirchnerista” que nuestro Partido denunció siempre y se está destapando hoy, así como enumeró las principales luchas en la ciudad y el campo de la provincia, y el avance de los sectores populares. Se refirió al operativo represivo del 20 de junio en el Monumento a la Bandera, “con un despliegue nunca visto en la provincia”, y a los grandes desafíos que se vienen, entre ellos ser sede del 31 Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario. Antes de cederle la palabra a Vargas, el compañero Lucho reafirmó la necesidad de que “esta cena sea parte de la lucha por hacer crecer al Partido, también en lo financiero, para que sea el centro de un gran reagrupamiento de fuerzas políticas, gremiales y sociales que se están produciendo en la Argentina, trabajando para fortalecer y ampliar el Frente Social y Popular”.

Palabras de Otto Vargas

Amigas, amigos, camaradas:

Ya es un ritual anual, digamos, esta cena. Ustedes saben que nosotros somos una fuerza política que no depende de un monopolio nacional o extranjero, ni de la ayuda de ningún país: ni de Rusia, China, ni de los yanquis, los ingleses, los alemanes, o los franceses. Dependemos del esfuerzo de nuestra militancia y de actividades como éstas, para reunir el dinero necesario para nuestro trabajo militante.

La situación internacional

En primer lugar quiero referirme, lo más breve que sea posible, a la situación internacional. Porque también internacionalmente estamos viviendo circunstancias muy especiales. El Papa Francisco ha dicho que estamos en una situación semejante a la situación previa a la primera guerra mundial. Y si observamos el mundo, incluso ahora que todavía no está el resultado de las elecciones en Gran Bretaña, para ver si Gran Bretaña se queda o sale de la Unión Europea. Está claro que esas elecciones van a tener muchas repercusiones, incluso para nosotros. Desde ya para los kelpers, y no sólo…

Veamos la situación en Europa, muy especial. En Europa, Rusia -el imperialismo que en un momento fue hegemónico en la Argentina, en la época de la dictadura de Videla-Viola-, ese imperialismo que parecía decaído, de pronto recuperó fuerzas, recuperó la península de Crimea, lo que le permite ser el mandamás del Mar Negro y proyectarse para acumular fuerzas hacia el Mediterráneo, donde solamente tiene la base de Tartus en Siria. Ese hecho de Rusia determina el contragolpe de los países europeos, y fuerzas de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) ocupan Lituania, Estonia y Letonia, los tres países bálticos. También tropas de la OTAN, enviadas por los yanquis, refuerzan su presencia en Polonia que –dicho sea de paso- tiene un gobierno bien reaccionario, al igual que Hungría –bien de derecha-, gobiernos fascistas.

Esto también repercute aquí porque es debido a eso que Rusia ha tenido que hacer gestiones para comprar carne en Argentina. Claro, ha sido tan desastrosa la política del kirchnerismo que, del tercer país exportador de carne en el mundo, actualmente somos el 13 o el 14. Paraguay el año pasado vendió 970 millones de dólares en carne a Rusia, que era cliente nuestro. Es decir, cercan a Rusia y esto genera cambios que repercuten también aquí.

El otro día, en Orlando, Estados Unidos, se produjo el atentado en un club gay donde murieron 49 personas. Esto motivó expresiones groseras y grotescas que, como de costumbre, repitió Donald Trump, el candidato que más votos tiene en el Partido Republicano para la futura elección presidencial en Estados Unidos. Guay de nosotros si llega a ganar este Trump, que tiene una fobia especial contra los latinoamericanos y los mexicanos; que quiere construir una muralla de 3 mil kilómetros para separar Estados Unidos de México y plantea como uno de sus objetivos expulsar de los Estados Unidos a 11 millones de indocumentados, la mayoría de los cuales son latinoamericanos. Por lo tanto, también aquí tenemos una situación especial.

Otro hecho nuevo en el mundo es el surgimiento del llamado Estado Islámico: un Estado islamista, musulmán, muy sectario, fascista, que ocupa parte de Irak, parte de Siria, parte de Libia, y que se proyecta como un enemigo mundial. Porque este atentado de Orlando, por ejemplo, fue ejecutado por un hombre que dijo ser servidor del Ejército Islámico.

América latina

Hemos tenido cambios muy importantes en América Latina. En América Latina hay un retroceso de los gobiernos que se autodefinían como populares. Gobiernos que, al igual que Cristina Kirchner, se guiaban por la doctrina de Chantal Mouffe y Ernesto Laclau. Todos esos gobiernos que se guiaban por esa línea populista, que tuvo acá el kirchnerismo, ¿afanaron un poquito, no? Hay algunos que dicen que no se conoce en Argentina un gobierno más chorro que ese. Pero ellos se definían como “un gobierno popular, progresista”.

Tuvimos a José Mujica en Uruguay, desde ya que Mujica ya no era un revolucionario: él dijo que “antes soñábamos con cambiar el mundo y ahora nos conformamos con arreglar las veredas”. Pero era mejor que el actual gobierno de Uruguay. Evo Morales fracasó en el referéndum que hizo en Bolivia, por lo que no puede ir a una nueva reelección.

Se ha producido un golpe institucional en Brasil que ha tirado abajo al gobierno de Dilma Rousseff, después de descubrirse un gran despilfarro y robo de dinero. Están implicadas empresas muy conocidas aquí en Argentina, como Odebrecht y otras, que eran unos de los más grandes establecimientos de los capitales rusos en América Latina. La caída del gobierno en Brasil trae grandes problemas para nosotros en Argentina. Brasil era nuestro principal cliente de productos manufacturados.

La situación de Venezuela no se debe solamente al gobierno de Nicolás Maduro. Hay que tener en cuenta que ya en épocas de Hugo Chávez sucedían cosas como las que pasan ahora con Maduro. Lo que sucede es que en el gobierno de Chávez el barril de petróleo llegó a estar a ciento y pico de dólares y ahora el precio oscila entre los 48 y los 50 dólares. Ahí está clavado el precio del petróleo a nivel internacional. Venezuela vive solamente del petróleo; el principal reservorio de petróleo del mundo. Yo recuerdo que era tradicional en Venezuela que la lechuga que se comía era importada, los tomates eran importados; se descuidó la producción nacional. Chávez no hizo la reforma agraria y al mismo tiempo hizo acuerdos de sociedades mixtas con potencias como China, Rusia, etc., para explotar petróleo y minerales. Venezuela atraviesa una grave crisis, nadie sabe cómo va a terminar. Puede terminar en una guerra civil; están divididas también las fuerzas armadas. Es decir, ha cambiado la situación en toda América Latina.

Junto con esto, hay grandes luchas en el mundo. Hemos tenido manifestaciones que ustedes habrán visto en la televisión. Manifestaciones en Francia que recuerdan el Mayo francés del año 1968. Gigantescas, de obreros y estudiantes, que tienen como origen a la CGT francesa junto a organizaciones estudiantiles y populares. También tenemos actualmente la gran lucha de los docentes mexicanos, que han sido baleados infamemente esta semana, por el gobierno mexicano en Oaxaca, asesinando a varios docentes que participaban en una manifestación. Estas luchas populares tienden a crecer y a desarrollarse en el mundo; incluso en Rusia y en China.

Nosotros tenemos que estar atentos a esta situación internacional. Ahora está ese referéndum en Gran Bretaña que es muy importante: si queda o sale del mercado común europeo, y es muy importante también para nosotros por la penetración profunda que tienen los ingleses aquí en Argentina.

Hay grandes luchas y nosotros nos vemos afectados por dos problemas: la situación tan difícil que está atravesando Brasil, que es nuestro principal mercado de exportaciones industriales. Aparte, este gobierno de Macri, que es rápido para hacer los mandados, abrió las importaciones de calzado y nos están inundando con el calzado brasilero, y con otras mercancías. Y junto con esto, nuestro principal cliente de soja, China, tiene su economía en aterrizaje forzoso de hace ya muchos meses, la situación se prolonga y nos genera problemas a nosotros, los argentinos, y a América Latina.

Esto es lo que yo quería decir de la situación internacional porque creo que tenemos que estar atentos. Lo que dijo el Papa Francisco es cierto. Si ustedes miran, hay conflicto en Siria, donde están bombardeando los rusos y los yanquis. Hay conflicto en toda la zona de Medio Oriente y también en Libia con el Estado Islámico. Hay conflicto en Europa, como señalaba antes, por la situación con Rusia. Como dijo el Papa: formas semejantes de conflicto llevaron a la primera guerra mundial. Por lo tanto, tiene importancia para nosotros seguir esta situación internacional atentamente.

 

Situación nacional

También se han producido cambios muy importantes en la política nacional. Yo quiero explicar qué queremos decir los comunistas revolucionarios cuando nos referimos al bloque dominante. Se trata de los sectores y grupos que predominan dentro del conjunto de los enemigos –monopolios imperialistas, terratenientes y burguesía intermediaria- sectores y grupos que detentan el poder.

Por eso decimos que el bloque dominante es el  blanco  a golpear por la lucha popular. Y, dentro de ese bloque ubicamos en cada momento cuál es el principal soporte de la política reaccionaria contra el que debemos dirigir el  golpe principal.

Durante doce años, el principal sostén de la política reaccionaria fue el gobierno kirncherista.  Hoy el golpe principal de la lucha popular debe dirigirse contra el gobierno de Macri.

Una gran lección del Argentinazo

Cuando Kirchner asumió tomó algunas medidas de carácter progresista. Hizo lo mismo que hizo la burguesía alemana después de la primera guerra mundial. Después del Argentinazo, las clases dominantes de la Argentina retrocedieron. Retrocedieron e hicieron concesiones. Nuestro pueblo fue capaz -por primera vez- de voltear un presidente, pero no pudo instaurar otro gobierno. En el año 1996 en Córdoba dijimos que el único camino de salida para la Argentina era el Argentinazo, y en el año 2001 se dio el Argentinazo.

Esta es una gran lección. Aquella multisectorial que organizaba las marchas federales, donde estaban la naciente CTA, la organización peronista que dirigía Hugo Moyano, la FUA y organizaciones populares, esa multisectorial se disolvió porque las fuerzas principales creyeron que la salida estaba en el triunfo electoral de la Alianza. Y cuando se dio el Argentinazo no teníamos una multisectorial que estuviera en condiciones de decir “exigimos el poder para esta concentración de fuerzas populares”.

Como decía antes, las clases dominantes retrocedieron. Kirchner cambió la Corte Suprema, se retomaron los juicios a los asesinos de la dictadura y se tomaron una serie de medidas progresistas. Junto con eso hubo un gran viento de cola favorable. El precio de la soja superaba en más de 200 dólares al precio actual. Tuvimos una situación económica favorable que fue aprovechada para consolidar el gobierno kirchnerista.

Una vez que se consolidaron en el gobierno, como se está viendo ahora, robaron todo lo  que pudieron. Saquearon los fondos públicos. Pobre Cristina, no se atrevió a decir que ella tiene que ver con este señor José López. Hay mil fotografías de José López al lado de ella durante veinte años ¿O van a creer que las bolsas que tiró López por arriba de las paredes del convento las sacó de sus ahorros? Cristina prefirió pasar por tonta a decir la verdad. Y dijo que no sabía nada. Ella “no sabía que había pasado esto con López”. Así como dijo De Vido, que él nunca afirmó que José López era su mano derecha. Pero están pasando las filmaciones donde dijo que era su mano derecha. Se gastó mucho dinero en el robo de los bienes del Estado con los que se pudieron haber asfaltado las principales rutas de la Argentina y resuelto muchos problemas de las masas. Se dilapidaron fortunas, miles de millones de pesos.

El gobierno de Macri

Ahora tenemos este gobierno de Macri. Que es un gobierno de personeros del bloque dominante. Gobierna para los ricos. Un gobierno de gerentes, ustedes han visto que todos los que están en el gobierno han sido ejecutivos de grandes monopolios: Prat Gay del JP Morgan, Luis Caputo del JP Morgan y del Deutsche Bank, Vladimir Werning de Política Económica del JP Morgan, Santiago Bausili del JP Morgan, secretario de Financiamiento, el titular del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses, Luis Blaquier de Goldman Sachs. Tenemos un caso que excede todo, porque es vergonzoso, que controle el Ministerio  de Energía el señor Aranguren, que ha sido presidente de la Shell en la Argentina, y que todavía es accionista de la Shell; y ésta ha recibido las principales concesiones del área energética.

¿Quién dirige el Ejército Argentino? El general de brigada Luis Suñer. Este señor es oficial del Estado Mayor, licenciado en estrategia y organización, que completó su formación con el curso de Estrategia y Conducción Superior, y el curso de Comando y Estado Mayor del Ejército de los Estados Unidos de Norteamérica. Para que se entienda: este señor tiene rango de miembro del Estado Mayor del Ejército yanqui. Lo tienen todos los que hacen ese curso. Estuvo dos años residiendo en Estados Unidos.

Podemos seguir nombrando, no quiero aburrirlos, acá tenemos una lista de los principales cargos en el gobierno. Son todos “CEO”, compañeros.

El padre de Macri en el gobierno kirchnerista era senior para inversiones chinas en América Latina; vivía seis meses en Pekín y seis meses en Argentina y se llevaba una parte de los negocios de China con América Latina. Aparte, los Macri se han beneficiado mucho con la política kirchnerista. En casi todos los negocios principales del kirchnerismo está anclado el primo de Macri, Ángelo Calcaterra. Esa empresa de Calcaterra, Iecsa, es también de Mauricio Macri. Mauricio y Calcaterra tomaron el control de la principal empresa que tenía el padre y la transformaron en Iecsa.

Ahora Mauricio, con toda tranquilidad, trae  millones de pesos que tenía en el extranjero, y dice que no sabía que le habían cambiado el banco donde había puesto el dinero. Eso está denunciado en los Panama Papers, que han mostrado la matufia de estos gobernantes de América Latina.

Macri fue al sur y durmió en la casa del inglés Joe Lewis, en la zona del Lago Escondido en Río Negro. Este señor Lewis tiene un aeropuerto en Sierra Grande, a la orilla del Océano Atlántico, donde está comprobado que han aterrizado aviones que van y vienen a las Malvinas. Y quiere construir otra pista de aterrizaje al lado del Lago Escondido, con lo cual a la Patagonia la cortan en dos ¿Ustedes saben, compañeros, que nosotros no tenemos un solo avión de caza que funcione?

En la charla del año pasado creo que les conté que en el bicentenario el vicegobernador de San Luis fue a ver al jefe de la base de Villa Reynold que está en San Luis, para pedirle que los aviones abran el desfile. Y el jefe le dijo: “te acordaste tarde, porque me quedan nueve aviones nada más y tengo que abrir a las 8 el desfile en Córdoba, después el de Rosario y después el de Buenos Aires; así que lamentablemente no puedo abrir el desfile acá en San Luis”. Mientras el gobierno está haciendo gestiones para comprar algún avión de caza que sirva, no tenemos ningún aviador en condiciones de pilotear un avión moderno de guerra; los pilotos se han quedado con aquellos viejos aviones que estuvieron en la guerra de Malvinas. Estamos indefensos. Porque nos pueden cortar la Argentina en dos en una hora. ¡Y el señor Macri se va a dormir a  la estancia de Lewis en Río Negro!

Un gobierno de ricos para ricos

Por lo tanto tenemos una situación difícil desde todo punto de vista. Todas las medidas que ha tomado el gobierno han sido para favorecer a los ricos. El pago a los fondos buitre: hubo buitres que ganaron 1.600% del dinero que habían prestado. Es decir, primero el kirchnerismo pagó todo. Pagó anticipadamente la deuda con el FMI. Este seudo marxista que tuvimos de ministro de Economía, Axel Kicillof, pagó la deuda con el Club de París. La pagó con intereses atrasados; de una deuda que en su momento eran 2.500 millones de dólares, pagamos más de 9 mil millones de dólares. Esto, los yanquis no lo hubieran pagado porque ellos a esa deuda la llaman deuda odiosa, porque son las deudas que contrajeron la Marina y las Fuerzas Armadas de Argentina en la época de la dictadura ¿y la vamos a pagar ahora nosotros con intereses? Los yanquis, cuando ocuparon Irak hicieron lo mismo que cuando ocuparon Cuba cuando estaban los españoles. Dijeron que ellos no pagaban ninguna deuda a los españoles porque esa era una “deuda odiosa”. Lo mismo hicieron al derrotar a Sadam Hussein. Y nosotros pagamos una deuda “odiosa” al Club de Paris, con el gobierno de Cristina.

Macri dice que todo es culpa de los Kirchner, la deuda que dejaron los Kirchner. Estoy de acuerdo en que dejaron una deuda monstruosa, porque por ejemplo gastaron 305 mil millones de pesos en subsidios a las empresas. Ahora le hacen juicio a De Vido por el problema de los ferrocarriles. Han derrochado dinero.

Las medidas que ha tomado Macri son todas parecidas. El tarifazo, compañeros. No sé cuánto están pagando acá de luz. Hay kioscos y pequeñas empresas en Buenos Aires que se funden porque no pueden pagar las tarifas de electricidad que le llegan; creo que acá es peor. Hasta los clubes han hecho un gran movimiento, y obligaron al gobierno a retroceder; lo mismo los intendentes de la Patagonia, desde Bariloche al sur, porque no se podían pagar esas tarifas. Pasaron a pagar miles de pesos de luz.

Macri, esa deuda que dejó el kirchnerismo debió hacérsela pagar a los ricachones, aquellos que dice Cristina que en su gobierno la llevaron con pala, no al pueblo trabajador. El pueblo trabajador no tiene por qué pagar esa deuda. Macri ha producido un giro grande en la política internacional: criticó a Venezuela, criticó a Maduro, se reunió con Obama. Obama estaba en Cuba y vino a reunirse con Macri en la Argentina. De su relación con los ingleses, ya hablamos de Lewis. Él mantiene una relación estratégica, como la llaman en los acuerdos con China, con quien van a construir dos represas en la Patagonia, en sociedad con Electroingeniería. Y ha firmado un convenio para construir usinas (algunas atómicas) con Rusia. Pero ha girado, y el gobierno en política internacional se acerca cada vez más a la política de los yanquis, de los ingleses y de los europeos occidentales.

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires ha dicho que el costo de vida entre mayo de este año y mayo del año pasado aumentó un 42%. Dicen ellos, el gobierno macrista. En la verdulería ya nadie compra por kilo, ahora se compra por unidades; si no se pueden llevar un susto como me pasó a mí, que había comprado tomates a 18 pesos. Y cuando quise comprar otra vez, pregunté ¿cuánto es? ¡35 pesos el kilo de tomate!

Se está produciendo una situación muy difícil, con el tarifazo, con el alza del costo de vida, con la desocupación. El gobierno ha declarado que hay más de 154.000 obreros de empresas privadas despedidos en los últimos meses. Sin contar los despedidos del Estado. Son miles de compañeros desocupados. Y hay miles de obreros suspendidos al borde del despido. Desocupados que saben que ahora es muy difícil conseguir trabajo y que, por lo tanto, tratan de cuidar como pueden el empleo.

Nosotros estamos impulsando la lucha. Como dije antes, para nosotros el golpe principal debe ir al soporte principal de esa política reaccionaria. ¿Quién es? El gobierno de Macri. Ahí va el golpe principal.

Hace pocos minutos han anunciado que los camioneros han triunfado y han conseguido un 30 y pico por ciento de aumento, cuando la patronal les quería dar 28%. Un triunfo muy grande, compañeros. Así como el de los aceiteros acá. Es decir, como dijo el diario El País de España, cuando se hizo ese acto grande de las cinco centrales sindicales, donde hubo algo más de 300 mil personas. Entonces, el diario El País dijo: en la Argentina, siempre, la política se ha definido en las calles.

Hay que ganar las calles

No vayamos a las invasiones inglesas, que se definieron en las calles. No vayamos a la Revolución de Mayo que se definió en las calles. Vayamos al 17 de octubre de 1945, al Cordobazo, al Argentinazo. Vayamos a aquello en que los argentinos nos hemos puesto prácticos, que es la pelea en las calles. Y tenemos que lograr la más amplia unidad. La unidad de las fuerzas obreras, populares, las fuerzas progresistas para golpear. Es cierto que hay muchos compañeros de la provincia de Santa Fe que votaron al macrismo y le dan un poquito más de tiempo a Macri. También somos muchos los que no votamos ni a Macri ni a Cristina. Es decir que, ahí vamos mezcladitos.

Tiempo al tiempo. Hay que discutir con esos compañeros que dicen que hay que darle tiempo, etc. Pero hay que ganar las calles. Y a partir de ganar las calles, sobre la base de la más amplia unidad, podemos dar batalla.

Aquí ustedes tienen el problema de las inundaciones. Tienen el problema de los precios de las cosechas y de los productos del campo. Lo que ustedes los santafecinos llaman: las ganancias del país que se derraman por las barrancas del río Paraná. Yo recuerdo que el Vasco Paillole, hablando en una ocasión con Carlos Reutemann, frente al puerto, donde estaban cargando un barco, le dijo: “estos barcos declaran que llevan 12 mil toneladas y llevan 15 mil, 16 mil”. Reutemann lo miró y le dijo: “si fuera eso solo lo que se llevan”. Eso dijo Reutemannn: “si fuera eso solo lo que se llevan”… Es decir que nos están robando las riquezas nacionales. Tenemos un 4,8% de dueños de la tierra que son dueños del 52% de las tierras en Argentina.

Nosotros, compañeros, luchamos por la nacionalización del comercio exterior, luchamos por el no pago de la deuda externa, que es una deuda tramposa… con decir que hay empresas monopolistas extranjeras que autorizadas por la dictadura, hicieron figurar como deuda las deudas que ellos tenían con sus casas matrices. Está todo dicho. Por lo tanto, nosotros, como decía un compañero nuestro que falleció, un docente correntino, “Fatiga” le decíamos: “nosotros, ¿saben lo que vamos a hacer? Vamos a hacer que todos los deudores vengan y presenten su caso. Que digan: ustedes a mí me deben tanto. Mire señor, ¿sabe lo que sucede? que esa deuda suya es ilegítima. No es una deuda legítima, pero pase por la ventanilla 4, que ahí lo van a atender”. ¿Me explico? Y la deuda que sí hay que pagar, la del gas boliviano por ejemplo, esa se paga. Pero la deuda que ahora suma cerca de 300 mil millones de dólares, la deuda pública argentina, de los cuales 80 mil millones aproximadamente son deuda extranjera, son deuda externa que en su mayoría no hay que pagar. 80 mil millones es la deuda externa que tenemos en dólares y ahora, este año 2016, tenemos vencimientos por más de 20 mil millones de dólares, que van a salir de todo esto. Por eso, compañeros con la inflación, con la presión para que los salarios no suban, quieren derrotar la inflación sobre la base de frenar la economía.

Nosotros planteamos lo que planteó la Codo [Evangelina Codoni]. Ustedes conocen a la compañera que acompañó a De Gennaro en la fórmula presidencial en las últimas elecciones… Como dijo ella, hay que dar un millón de chacras a la juventud argentina, para que puedan cultivar la tierra. Nacionalizar el comercio exterior, hacer una reforma agraria profunda. Lo que no hicieron los “socialistas del siglo 21”, como Chávez en Venezuela, que no hizo reforma agraria. Nosotros vamos a fondo con nuestro programa.

Los invitamos a luchar en las calles, levantando este programa de avanzada que puede permitir una salida para la clase obrera y para el pueblo. Y vienen grandes luchas, compañeros, como decía Lucho. Desde Tierra del Fuego, que hace meses que está en lucha, Santa Cruz, Río Turbio, donde están en lucha los mineros de la mina de carbón. Hemos tenido la lucha de los docentes universitarios, que triunfó dirigida por la comisión directiva que encabeza el compañero Tiscornia. Una gran enseñanza. En La Plata hicieron confluir la lucha de los astilleros Río Santiago, con la de los quinteros de Asoma, que habían hecho cortes de ruta muy combativos, con la lucha de los docentes en general y la de los docentes universitarios, con la lucha de los estudiantes, y reunieron el otro día cerca de 50 mil personas en la calle, conmovieron a la ciudad de La Plata, y mostraron que hay otra posibilidad de salida que no sea simplemente la del seguidismo a la política de este gobierno de ricos, o de volver hacia atrás con un gobierno que afane como afanó el kirchnerismo.

Ustedes tienen acá las luchas de Acindar, la lucha de los siderúrgicos, han tenido un muy buen convenio de los aceiteros… Tenemos que alumbrar todas luchas con la lucha política por el poder. Nacionalmente tenemos el Frente Popular, nosotros desde el PTP, con el compañero De Gennaro y la UP. Ustedes tienen un frente de siete organizaciones: el Frente Social y Popular. Acá tenemos al compañero Del Frade que es uno de sus dirigentes máximos, así como han podido elegir dos diputados en las elecciones últimas pueden multiplicar eso. Es decir, podemos acompañar estas luchas y todo este despliegue de fuerzas que se van a ir multiplicando con luchas políticas.

Así como los 5 mil que desfilaron en Atucha hace no mucho… las luchas se van a ir multiplicando. Han vuelto a salir los estudiantes universitarios a las calles en la ciudad de Buenos Aires. Han salido los secundarios también. Es decir, podemos hacer confluir estas luchas con inteligencia, con multisectoriales amplias, con una gran amplitud, compañeros… para que todo aquel que quiera luchar pueda encontrar su lugar en esas calles, como decíamos antes, y se pueda avanzar, a través de instrumentos como el Frente Social y Popular de ustedes, como el Frente Popular en el orden nacional, podamos avanzar en la lucha por un Estado de la clase obrera, los campesinos, los trabajadores, los sectores populares, que pueda construir una nueva Argentina. Una Argentina que sea verdaderamente de los trabajadores y del pueblo.

Tras prolongados aplausos, y mientras se degustaban unas ricas empanadas con un buen vino, el camarada Vargas contestó preguntas sobre variados puntos de la situación política, reafirmando, entre otras cosas, que el camino para lograr un gobierno de los trabajadores y el pueblo, “es el camino de la revolución; para ese camino valoramos el trabajo que hacen compañeros como Memé, en las actuales condiciones, para acumular fuerzas revolucionarias”.

Otto Vargas junto a Memé Meier

 

Comments

comments

error: Protegido por Copyright